¿El CTR? ¿Y qué es eso? Es sencillo: CTR significa Click Through Ratio. Es decir, la proporción de gente que pincha tu web, cuando hacen búsquedas en Google.

 

¿Y por qué es cada vez más importante el CTR?

 

Porque hay SEOs que usan trucos penalizados por Google, para estar más arriba. Con esos trucos, suben a las primeras posiciones, pero cuando Google les pilla, retoca su algoritmo y esas webs bajan unos cuantos puestos o son eliminadas por completo de los rankgins. Es lo que se llama el black hat SEO (seo tramposo): pan para hoy y hambre para mañana…

Las trampas más habituales están en la sobre-optimización de las páginas web, o en los enlaces (comprar enlaces o conseguir enlaces tramposos). Para evitar estas trampas, que ponen al límite el algoritmo de Google y a veces consiguen poner las webs en las pimeras posiciones temporalmente, Google valora cada vez más lo que hacen los usuarios, porque eso no se puede trampear tan facilmente.

Por eso valora cada vez más que la gente comparta páginas en las redes sociales y también valora cada vez más el CTR.

 

¿Y cómo afecta el CTR al posicionamiento en Google?

 

Sencillo. Google tiene estudiado el % de clics (CTR) que se lleva el que está 1º, el 2º, el 3º, etc. Aquí tenéis una gráfica que lo ilustra:

El CTR de Google: definición, importancia, trampas y trucos para mejorarlo

Tenéis más detalles sobre esto en el artículo: ¿Cómo calcular el número exacto de visitas que tendré por ser 1º en Google?

Si Google ve que el 5º resultado lo pinchan el 20% los que buscan, Google se auto ajusta y sube ese resultado hacia arriba una o dos posiciones, porque entiende que es más relevante. Dado que al 5º sólo deberían pincharle un 7% de los que buscan, porque ese es el valor medio.

Lo mismo ocurre con los primeros de la lista: si los pinchan menos de lo debido, Google los baja.

Sacamos una regla clara: con el SEO llegas a la 1ª página de Google, y con el CTR te mantienes en ella.

Aunque no es sólo el CTR lo que importa para mantenerse, pero sí que es una de las variables más importantes últimamente. Aquí tenéis las 35 variables del algoritmo de Google en 2015.

¿Y cómo mejoro el CTR?

 

Esta es la pregunta del millón. El CTR dependerá del texto que muestre tu web en Google, es decir, del título y la descripción de tu página, que se definen en las etiquetas HTML “title” y “description”.

Para subir el CTR:

  • Tanto el título como la descripción han de ser diferentes para cada una de las páginas de tu web. No iguales en toda la web.
  • Habitualmente Google coge el título que tienes en la etiqueta “title”, pero a veces Google ignora el titlte. ¿Cuándo lo ignora? Cuando es demasiado largo y no cabe en el espacio disponible en Google, o cuando está sobre optimizado (exceso de palabras clave). Google, que no es tonto, se da cuenta de esta trampa y pone el titulo que le da la gana. Conclusión: títulos cortos (entre 5 y 7 palabras) y que no estén sobre-optimizados.
  • Es clave que el título y la descripción describan de forma verdadera y atractiva el contenido de la página. Atractiva, para que la gente pinche. Pero sin engañar, porque si la gente pincha en tu resultado y luego vuelve atras, para pinchar otro resultado, Google lo considera como algo negativo y dice: “aquí la gente no encuentra lo que busca, voy a bajar un par de puestos esta web”.
  • Si la noticia es reciente o ha sido actualizada recientemente, Google mostrará la fecha de actualización y eso también anima a pinchar a la gente.
  • Ayuda que el título tenga datos numéricos, mayúsculas y exclamaciones. O palabras como: rápido, gratis, descuento, etc.
  • Hay caracteres que hacen llamar más la atención y suben el CTR, como poner al comienzo del título o la descripción: I➨ o ▷. O poner en el texto del título o la descripción ✓ o ®

 

¿Y no se puede trampear el CTR?

 

Sí, claro, también. Hecha la ley, hecha la trampa. Recientemente se han hecho dos experimientos SEO consistentes en buscar con un robot millones de veces una misma expresión en Google y pinchar aleatoriamente todos los resultados, menos uno determinado. El resultado ha sido que ese resultado que nunca ha sido pinchado, ha bajado muchísimo su CTR, y por tanto ha sido penalizado y ha bajado un montón de posiciones en Google.

Además, este tipo de ataque de SEO negativo es imposible de detectar. Otros ataques de SEO negativo sí que se pueden detectar mejor, como cuando te hackean la web, cuando te dejen la web fuera de servicio (ataque DOS), o cuando te compran nuevos enlaces dañinos hacia tu web desde páginas mal vistas por Google (como páginas porno y similares). Todas estas cosas te hacen perder posiciones en Google, pero lo puedes detectar con más faclilidad, porque deja rastro.

Pero este tipo de ataques al CTR son minoritarios, y Google en breve volverá a actualizar su algoritmo, para que estos ataques no afecten a los rankings, cuando detecte que las búsquedas las han hecho robots.

Como truco concreto, busca a diario en Google la palabra para la que quieres posicionarte, pincha en tu web. Y luego navega un par de miuntos por tu web (si pinchas en tu web y te vas directamente, Google piensa que tu web no es interesante y también te penalizará). Y por supuesto, no pinches en los resutlados de las webs de tu competencia. Así Google detectará una pequeña subida de tu CTR y subirás posiciones. Por eso hay empresas que se anuncian -en la TV, Radio, prensa escrita, e incluso en Facebook o en AdWords- con mensajes del estilo: “Busca en Google cerrajeros Madrid y nos encontrarás”. Con eso consiguen subir su CTR, porque la gente pone su palabra clave en Google, ve el nombre de la empresa y pincha el resultado.

Pero recordamos lo que decíamos más arriba, el posicionamiento en Google no depende de una sola variable, sino de muchas. Y, además, cambian cada poco: como las arenas movedizas. Por eso es recomendable dejar el posicionamiento en manos de profesionales. Nosotros llevamos 9 años gestionando proyectos SEO: te escuchamos en info@trei.es.

El CTR de Google: definición, importancia, trampas y trucos para mejorarlo
5 (100%) 1 voto